Requisitos legales para convertirte en una franquicia

13 febrero, 2019
Requisitos legales para convertirte en una franquicia

Es una de las tendencias de mercado que están más de moda. La franquicia. ¿Por qué? Pues son múltiples los beneficios que puedes tener si decides emprender bajo el paraguas de otra marca. Ahora bien, también hay que ser conscientes de que no es un camino de rosas, también habrá que cumplir, como en todos los aspectos de la vida, con algunos detalles legales. Antes de mostrártelos, te vamos a decir los beneficios que puede tener una franquicia.

  • Capital: Para muchos empresarios la principal barrera que encuentran a la hora de expandir su negocio es el capital. La franquicia permite expandirse sin un riesgo tan elevado de deudas o de que alguien entre en el capital inversor de forma mayoritario.
  • Establecer una franquicia permite que el propio franquiciado sea el manager y eliminar todos esos problemas mencionados. No hay nadie más motivado que quien está inmerso en la consecución de los éxitos de la empresa pues de ellos depende su futuro financiero y laboral.
  • Crecimiento: Es la mejor forma de combatir a las grandes empresas y limitar su capacidad de respuesta.

La combinación de un crecimiento más rápido, con mejor rendimiento y una organización más eficaz hace mejorar la imagen financiera de todo el grupo. Las franquicias suelen estar mejor valoradas que otro tipo de negocios.

Cuestiones legales

Una vez que conoces estos detalles es el momento de ponerse manos a la obra y meterte en cuestiones legales. Para empezar, para poder funcionar y operar con el modelo de negocio de franquicia, el asesoramiento legal es imprescindible. Si no es así, deberás tener unos mínimos conocimientos legales y requisitos básicos para sacar y hacer frente a tu proyecto de franquicia.

  • Lo primero es registrar tu marca, el logotipo y el slogan que vendes en cuestión. Para proteger tus derechos de uso y propiedad.
  • Inscripción en el Registro de Franquiciadores. Para que puedas contar con todos los permisos necesarios al día y en regla. El sistema de franquicias está regulado, entre otras leyes, por el Real Decreto 201/2010, de 26 de febrero, por el que se regula el ejercicio de la actividad comercial en régimen de franquicia y la comunicación de datos al registro de franquiciadores.
  • Al crearse un sistema de franquicias, el franquiciador deberá tener muy claro y plasmarlo en un contrato lo que va a firmar con sus potenciales franquiciados. En este contrato se detallarán las obligaciones y derechos de cada una de las partes. Entre algunas figuran la duración, la cesión de derechos, la localización, renovaciones, sanciones, cesiones etc.
  • Facilitar la información precontractual veraz a tus franquiciados. Se lleva a cabo 20 días antes de la firma y debe contener al menos, entre otros requisitos. Los datos del franquiciador: nombre y razón social, domicilio y datos de inscripción en el Registro de Franquiciadores.  Acreditación de contar con la concesión del título de propiedad y uso de la marca.

Ahora mismo hay muchas empresas en el mercado que buscan franquicias en el resto del país. Una de ellas es El Moli Pan y Café, franquicia de Panadería y Bollería que se ha convertido en un referente en este país. En su caso, te asesoran en la búsqueda y diseño de tu local, la gama de productos de panadería y cafetería, la formación de los equipos y en el desarrollo de tu propio negocio. Y eso es muy bueno, porque contar con la voz de la experiencia en el momento de arrancar no es cómo ir a la aventura. Al ser un referente a nivel nacional en el sector, y teniendo en cuenta que su franquicia de cafetería y panadería es de las más baratas del mercado, estoy seguros de que pueden ayudarte a conseguir el éxito profesional que estás buscando.

Como has visto, la franquicia es una opción muy adecuada para la época en la que vivimos. Ahora que ya eso de emprender con los ojos cerrados no se puede hacer porque te puedes llevar un mazazo duro. Eso sí, como te hemos recomendado lo que tienes que saber es que existen unos requisitos legales porque posteriormente Hacienda es muy exigente con estas cosas. Si no quieres pagar multa, tendrás que asesorarte al máximo.