Cómo se transforma la logística en navidad

19 diciembre, 2018
Cómo se transforma la logística en navidad

Noviembre es un mes especial por albergar tres campañas de rebajas bastante importantes en los últimos años. Hablamos del día del soltero, el viernes negro o black Friday y el cibermonday. Estas tres campañas son importaciones de China y Estados Unidos, que buscan inflar las ventas bajando los precios.

Pero esto no funciona así, de lo contrario todas las empresas perderían dinero de una manera o de la otra. Porque una cosa es bajar el porcentaje de beneficios para conseguir aumentar el número de ventas, pero vender por debajo del precio de coste como se oferta algunas veces es realmente catastrófico.

Durante los meses anteriores a noviembre se produce una serie de variaciones en los precios de los productos con miras a las campañas navideñas comentadas. De esta manera, los precios aumentan de precio para luego realizar una bajada posteriormente. En otros ocasiones se finge que existe una bajada de precios, y estas dos situaciones pueden dar lugar a un fraude, ya que se hace creer al consumidor que el precio es el de una oferta cuando es igual o mayor.

Asociaciones como la OCU han llevado a cabo exhaustivos estudios durante este dos mil dieciocho en el que se ha determinado que, solo el 37% de los productos ofertados en la campaña del black Friday han tenido una bajada de precios real, gracias a la monitorización de productos.

Pero descuidamos un tema importante, como lo es Internet, y es que la mayoría de compras que se celebran durante estas fechas son por Internet. De hecho, en las campañas arriba mencionadas arriba cobra especial relevancia para las empresas las compras por Internet, ya sea a través de portales como Amazon, eBay o AliExpress, o a través de las tiendas online de empresas con menor tamaño (pero que igualmente ofrecen ofertas realmente interesantes)

El negocio de las ventas por Internet es necesario examinarlo por la implicación y conexión que tiene con el sector logístico. Y como decíamos, en las fechas cercanas a la navidad, las compras se incrementan como consecuencia de los preparativos de las fiestas y esto hace que los envíos se incrementen considerablemente.

El eCommerce tira de la logística

La sociedad de hoy en día está inmersa en un cambio de mentalidad que nos está llevando a un modelo de consumo en el que ir a la tienda física es cada vez menos frecuente. Y en gran parte a que somos los propios consumidores los que, con nuestros comentarios, reviews y críticas estamos dándonos indicaciones para confiar o no en productos o servicios.

Pero una vez que decidimos comprar un producto, es importante saber que el producto que queremos llegará en una fecha concreta, ya que de otra manera puede ser que no necesitemos comprar por Internet y merezca más la pena bajar a la tienda física. De esta manera, tenemos que los plazos de entrega deben ajustarse bastante, pero esto no es fácil cuando el volumen de pedidos es realmente alto, como pasa durante noviembre y diciembre.

Entonces, por un lado tenemos que, los servicios de logística se configuran como imprescindibles para las empresas que trabajan en el eCommerce. Y por otro lado tenemos que los clientes también les interesan unos buenos servicios de envío, ya que se pueden encontrar con sorpresas nada agradables al recibir tarde un paquete.

Por fortuna para todos, se han hecho grandes evoluciones en los servicios de logística gracias a las nuevas tecnologías, que permiten optimizar tanto al personal como a los medios de una plantilla. Y de esto saben bien los expertos de Stock Alpha, una empresa de servicios de logística integral.

Y en este momento, merece la pena hacerse la pregunta de ¿cómo se gestiona los grandes volúmenes de paquetes por las empresas de logística? Pues bien, tal y como comentan en el Blog de Logística, las empresas de logística tienen planes que se ponen en marcha mucho antes de las fechas navideñas.

Y principalmente se trabaja aumentando el número de trabajadores en plantilla, ya incluso durante los primeros meses de otoño y de septiembre. Y es que esto lo marca los clientes que empiezan a preparar sus almacenes, de igual manera, para las fechas navideñas en las que el consumo aumenta.