Un nuevo coche en la comunidad

3 agosto, 2018
Un nuevo coche en la comunidad

Uno de los elementos que más necesitamos los trabajadores y que más pueden ayudan a conseguir eso que llamamos “calidad de vida” es un coche. En efecto, disponer de un vehículo para uso personal o familiar es la mejor forma para encontrar una organización diaria, lo cual es elemental para encontrar un equilibrio y maximizar el número de horas y minutos de tiempo libre de los que disponemos. No cabe duda de que ese es uno de los objetivos principales de la gente a la hora de planificar su día a día.

Un coche es sinónimo de independencia. Y es que cuando no se dispone de él necesitamos que, en un montón de situaciones, alguien nos eche una mano y nos acerque a cualquier sitio. Por no hablar de tener que acudir en transporte público al lugar que corresponde, una alternativa que es muy buena desde el punto de vista del medio ambiente pero que no resulta demasiado útil cuando tratamos de llegar a un polígono industrial al que es imposible acceder de otra manera que no sea con un coche propio, una situación que cada día viven miles de personas en España.

Uno de los temas más recurrentes a la hora de hablar de compra un coche tiene que ver con el lugar en el que lo adquirimos. Hay un debate social abierto en torno a qué es mejor: comprar un coche en España o hacerlo en el extranjero. Un artículo del diario ABC hizo hincapié en una labor como esta concluyendo al mismo tiempo que todavía a día de hoy sale a cuenta visitar países como Alemania o Bélgica para adquirir un coche, algo que siguen haciendo buena parte de los españoles que está en la necesidad de adquirir un nuevo vehículo.

Si supiéramos de dónde procede buena parte de los coches que están aparcados en el párking de nuestra comunidad de propietarios nos daríamos cuenta de la gran cantidad de vehículos que son adquiridos más allá de nuestras fronteras y lo cerca que los tenemos. Comprar un coche en otro país suele sonar a proceso caro y complejo, pero lo cierto es que puede realizarse de una manera más fácil y barata que la que todos solemos suponer. Cualquiera de nuestros vecinos podría decirnos esto e incluso con las mismas palabras.

¿Qué es necesario para recibir un coche comprado en el extranjero en una comunidad de vecinos?

Es evidente que, a la hora de recibir la entrega de un coche, no es lo mismo hacerlo en una casa que en una comunidad de propietarios. Este tipo de objetos suelen recibirse ‘a lomos’ de un camión de grandes dimensiones y que ocasiona situaciones especiales en lo que concierne a la circulación dentro de las zonas habilitadas para ello en la comunidad de vecinos. Por ello, que haya una señalización exhaustiva y que se tomen las medidas de precaución adecuadas es una condición indispensable, algo que los profesionales de una entidad como Transportes Cars, empresa de transporte de vehiculos, han corroborado en los últimos meses en diferentes edificios comunales.

¿Dónde compramos los españoles nuestros coches?

Cada vez más españoles compran coches en el extranjero. Es una situación que se ha convertido en normal en los últimos años. Aunque tenemos varios destinos clave, es de justicia decir que el más recurrentes de todos ellos es Alemania. Según la página web Datosmacro.es, en el país teutón se fabricaron más de 5’6 millones de coches tan solo durante el año pasado, y eso que la producción bajó en casi un 7% en ese periodo de tiempo. Los alemanes son los que más producen y también están a la cabeza en cuanto a número de ventas. Este sector es una verdadera tradición dentro de sus fronteras.

El motivo por el cual el coche alemán está tan demandado es bastante simple: se ofrece un producto que no solo es de buena calidad, sino que además es uno de los mejores en cuanto a seguridad y fiabilidad, aspectos que son ahora más tenidos en cuenta que nunca y que diferencia a un coche correcto de un señor coche.

Es evidente que los coches van a seguir siendo necesarios para el futuro. En las comunidades de vecinos con párking solamente es necesario acercarse hasta una de nuestras ventanas para verlo. Todas las familias tienen uno, con independencia de que vivan o no cerca de una parada de transporte público. A la hora de recibirlo, que todo esté controlado en el aparcamiento es una labor muy importante.