Reservas de hotel por internet: normativa

10 agosto, 2014

Reservas de hotel por internet
En los últimos años, Internet se ha convertido en una herramienta fundamental a la hora de reservar hoteles. En los dedos del usuario se acumula toda la información, que antes era imposible de tener. Ahora puedes saber el precio de cualquier hotel en cualquier lugar del mundo. ¿Te imaginas el caos que era antes? Ésta es la principal ventaja. Además, lo puedes hacer desde tu casa, tu oficina o tu móvil. Incluso las reservas se pueden hacer desde con once meses de antelación hasta tan sólo una hora antes de la hora de llegada al lugar de hospedaje.

Ahora bien, son muchos los que aún están recelosos de hacerlo. Y es que el dar tus datos por la red, aún da miedo. Por eso tienes que saber que habitualmente, deberás pagar una señal especificada en la página web, pero la mayor parte del importe no se abona hasta la llegada al destino. La información clave se guarda de forma codificada y, por lo tanto, únicamente podrán acceder a ella sus auténticos destinatarios.

Sin embargo, nunca está de más emplear una cuenta bancaria específica para hacer las compras y reservas en la Red. Es decir, que no uses tu habitualmente. Además, algunos portales de Internet especializados en la reserva de hoteles cuentan con un teléfono de servicio de atención al cliente abierto 24 horas, al que recurrir en caso de que surja algún problema o imprevisto.

Pero el reservar por internet también tiene sus desventajas. La principal es que algunos portales de Internet también cobran comisión. En contra de este medio está también la dificultad de depurar responsabilidades en caso de problemas, aún en los casos en que se ofrece el servicio de atención al cliente 24 horas.

Por eso lo mejor es consultar páginas con certificados de calidad y que los usuarios la califiquen siempre bien. Yo os recomiendo hoteles.ratonviajero.com, un buscador donde introduces tu correo y recibes sus mejores ofertas y promociones de hoteles con todo incluido y escapadas fin de semana.

Y si una vez en el hotel, el cliente considera que no se cumplen las condiciones prometidas, no debe dudar en pedir el libro de reclamaciones. Eso les hará pupa.

Deja un comentario