Protege de plagas en tu comunidad

12 marzo, 2014
Protege de plagas en tu comunidad

Las comunidades de propietarios muy a menudo cuentan con zonas verdes con árboles, plantas y vegetación frondosa. Todo este tipo de zonas vegetales conforman unos refugios naturales para los más diversos tipos de animales, desde pájaros hasta ratas o insectos de diversos tipos, como cucarachas, pulgas, mosquitos o moscas. Hay que tener en cuenta también que estas zonas serán mucho más deseables para los insectos si se encuentran en zonas geográficas donde la vegetación es escasa por definición, como Almería, Alicante y, en general, zonas del sur y el este peninsular. Debido a que esta zona se constituye como un gran foco atractivo para todo tipo de fauna, es más probable que se genere una plaga. Por ello tener un control de plagas adecuado es fundamental.

Plagas de avispas, mosquitos y moscas

Si además se añade una piscina, donde pasarán mucho tiempo adultos y niños, es imprescindible tener a raya insectos como las avispas, que son muy territoriales y agresivas, y que pueden causar daños importantes.

Los mosquitos son muy molestos y silenciosos (excepto cuando te zumban en la oreja de madrugada). Las consecuencias de sus picaduras pueden durar varios días. Estos insectos suelen aparecer al atardecer, en zonas húmedas. El problema es que suelen concentrase en gran cantidad y uno solo puede picar varias veces a una misma persona.

Las moscas son muy molestas, no provocan daños como los mosquitos o las avispas, pero son insistentes y pesadas en un grado muy elevado.

Las cucarachas, las hormigas y las ratas

Tener una plaga de cualquiera de estos dos animales puede llegar a convertirse en un auténtico infierno. Por ello, la desratización y el control de plagas de cucarachas y hormigas a de realizarse por profesionales que logren erradicar toda la presencia de estos incómodos y invasivos animales.

Las cucarachas son muy resistentes, se reproducen con rapidez y colonizan rápidamente todas las zonas en las que haya algo de comer. Parecidas son las hormigas, que también buscan cualquier hueco por el que colarse y acumular alimento. La diferencia principal entre estos dos insectos radica en que las hormigas entran a por alimento y lo llevan a su hormiguero; sin embargo, las cucarachas son más como un inquilino no invitado que se queda a vivir, tanto él como su familia presente y futura, en casa.

Las ratas también han de ser controladas. Las empresas profesionales utilizan diferentes métodos para controlar las poblaciones de estos mamíferos, suelen mezclar elementos químicos y no químicos para capturar y eliminarlos.

Es muy importante desempeñar las acciones necesarias para erradicar o controlar las plagas o las posibles plagas que se puedan generar en las zonas comunes de la comunidad. De otro modo el espacio destinado para el disfrute de todos los propietarios puede verse seriamente amenazado por la colonización invasiva de algún tipo de insecto, pájaro, ratas o ratones.

Controlar los espacios con desinsectaciones y desratizaciones (si es necesario) es la mejor forma de garantizar la salud ambiental y la seguridad de todos los habitantes de la comunidad.

Deja un comentario