Prevención y eliminación de plagas en el hogar

20 diciembre, 2016
Prevención y eliminación de plagas en el hogar

Llega el invierno y nos olvidamos de esas temidas plagas que normalmente hacen aparición en verano. Desde hormigas hasta cucarachas, mosquitos, roedores, termitas… nuestras ciudades están llenas de este tipo de insectos que duermen en invierno mientras que en verano hace su aparición cuando menos te lo esperas y parece que nosotros, cuando no los vemos, nos olvidamos de preocuparnos por ellos lo que es un craso error.

Muchas comunidades de propietarios tienen contratadas a empresas fumigadoras que realizan dos servicios al año, una en abril o mayo, cuando inicia el calor, y otra a primeros de agosto, cuando la temperatura sube y está en su pleno apogeo. Flodesin, esta empresa de control de plagas en Tenerife, nos ha confirmado que en cuestión de fumigación tienen casi todo el trabajo en los meses de verano, mientras que en invierno son otros los servicios más demandados por los habitantes de las Islas Canarias.

Si queremos permanecer libres de insectos durante todo el  año no podemos limitarnos a tomar medidas en pleno verano, debemos estar alerta durante todo el año y hay algunos consejos que podemos seguir en casa para evitar tener problemas añadidos después.

  1. No almacenes cosas. Es conveniente tirar todo lo que no sirva o no se utilice.
  2. Guarda todo lo que no uses a menudo en cajas precintadas.
  3. Pasa la aspiradora y limpia el polvo de todos los rincones de la casa para eliminar los ácaros.
  4. Limpia los cristales de las ventanas y friega los suelos a menudo.
  5. Desinfecta con leía diluida los baños, sobre todo el inodoro y la bañera, también la cocina, con especial atención al horno, microondas y campana extractora.
  6. Vacía la nevera y límpiala al menos una vez cada 6 meses con agua tibia y jabón neutro.
  7. Inspecciona las instalaciones de fontanería y repara las fugas que pudieran haber para que los insectos no encuentren fácilmente el agua que necesitan. Asegúrate de que no hay ningún sumidero cerca de la entrada de tu casa y, si lo hay, procura que haya un buen mantenimiento y limpieza.
  8. No dejes nunca agua estancada en maceteros, contenedores, etc.
  9. Mantén el cubo de la basura lo más lejos posible de la cocina y ciérralo herméticamente.
  10. No deje alimentos para mascotas expuestos en el exterior continuamente. Enseñe a sus animales a comer una o dos veces al día y, a continuación, retire la comida y guárdela en un envase de plástico o metal.
  11. No dejes platos sucios por las noches. Puede que no te apetezca ponerte a fregar platos tras cenar y prefieras dejarlos para el día siguiente pero si no quieres tener visitas nocturnas en tu cocina es recomendable limpiar los platos antes de irte a dormir.