Pasos a seguir a la hora de comprar una vivienda

23 noviembre, 2016
Pasos a seguir a la hora de comprar una vivienda

Si estás pensando en adquirir una vivienda porque puedes independizarte económicamente o quieres iniciar una relación de convivencia con tu pareja, el mercado de viviendas de segunda mano es una muy buena opción, pero para no llevarte desagradables sorpresas debes informarte adecuadamente de los pasos a seguir para la gestión y adquisición del inmueble y en MBR Administradores encontrarás unos profesionales altamente cualificados en el asesoramiento del mercado inmobiliario, en temas jurídicos, fiscales o administrativos, y todo lo relacionado con la administración de fincas.

Lo principal, por supuesto, es encontrar la vivienda adecuada a nuestras necesidades, posibilidades económicas y gustos, y aprovechar el momento, ya que se espera que en los próximos años los precios se eleven en un 25 por ciento. Una vez seleccionada, llega la parte económica, tendremos que valorar si nuestra economía puede soportar el desembolso de la adquisición o si por el contrario debemos acudir a una entidad financiera para pedir un préstamo, que puede ser personal o hipotecario sobre la vivienda, siendo generalmente esta última opción la elegida, por las ventajas que nos ofrece, como puede ser que su amortización es a más  largo plazo de tiempo, que los intereses, ya sean fijos o variables, son más bajos y que la propia vivienda será la fianza o aval para el banco. Si bien, sea cual sea de estas dos la opción escogida, tendremos que pensar que esto también nos va acarrear unos gastos, como son los de apertura de préstamo, comisiones, gastos de cancelación o amortización anticipada, seguros de vida, hogar, pago protegido o informe de tasación del inmueble en el supuesto de sea hipotecario, así como doble gasto de escrituras notariales, una de adquisición de la vivienda a favor del comprador y otra de constitución de la hipoteca a favor del banco, a estos se añaden gastos de notas registrales del registro de la propiedad, para verificar que el piso que deseamos comprar está libre de cargas, tales como embargos, hipotecas anteriores sin cancelar, etc.

Las posibles reformas

En caso de que la vivienda no esté lista para habitar de inmediato, que necesite una rehabilitación integral o una reforma para una mejor distribución del espacio, o incluso para hacerla más confortable, debemos contar con un presupuesto adicional, que incluya tanto material como mano de obra, sin olvidar el importe que necesitaremos para abonar el pago de las tasas correspondientes a la licencia urbanística que tendremos que solicitar en el negociado de urbanismo del ayuntamiento del que se trate, pues deberíamos saber que cual obra que se realice por muy pequeña que sea debe tener su correspondiente autorización o licencia. Esta licencia urbanística puede ser para obras menores, en el caso de que sean de poca entidad como instalación de fontanería, electricidad, calefacción, sustitución de suelo, enlosado, pintura, carpintería, etc., siempre que no afecten a elementos comunes del edificio, estructura, ventilación o cambio de uso de la vivienda, pudiéndose realizar mediante una comunicación previa del interesado a la administración, en la que pone de manifiesto sus datos identificativos y la relación de obras a ejecutar. Se consideran obras mayores aquellas que supongan un aumento de superficie o volumen de la vivienda, rehabilitaciones integrales o cambio de uso. También se considerará obra mayor la intervención realizada en edificios declarados bien de interés cultural o catalogado por la comisión de patrimonio. Para solicitar estas obras se requiere proyecto técnico visado por el colegio oficial y firmado por profesional competente.

Una vez obtenida la autorización para el inicio de las obras, solamente os queda su ejecución y por supuesto disfrutar de la que posiblemente sea vuestra mayor inversión económica.