Financiar un coche o pagarlo al contado, ¿qué es mejor?

7 noviembre, 2017
Financiar un coche o pagarlo al contado, ¿qué es mejor?

Para muchas personas, la financiación no es la mejor opción de compra debido a que algunas financieras se suben a la parra y al final acabamos pagando mucho más de lo que deberíamos. Pero para que esto no ocurra debemos exigir transparencia en todas y cada una de nuestras transacciones, al fin y el cabo es de nuestro dinero de lo que estamos hablando, y nunca hacer tratos cuando no estemos seguros de haber comprendido bien el plan de financiación o si nos queda alguna duda al respecto.

Pero la verdad, es que aunque existen muchas personas que realmente pueden hacer frente al pago de una importante suma de dinero al contado, la mayoría no podemos pagar, 10.000 euros, por poner una cifra, de golpe y porrazo. Y es que para poder hacerlo tendríamos que estar ahorrando durante un montón de años, cortándonos de hacer todo lo demás que nos gusta, encerraditos en nuestra casa, sin vacaciones, fines de semana, cañitas ni nada de nada.

Y es que además, ahorrar no es tan sencillo, porque siempre surge algún imprevisto y tenemos que tirar del dinero ahorrado para poder hacerle frente. Sinceramente creo que ya hacemos bastante con vivir al día con lo poco que se gana hoy, por norma general, para tener encima que ahorrar y ahorrar como hormiguitas.

Pero afortunadamente, para personas no tan afortunadas como esas que se pueden permitir el lujo de pagar un coche al contado, están empresas como Mouronte, que cuenta en su stock con una amplia gama de vehículos que pueden ser financiados con cuotas que van desde algo más de 100 euros hasta un poco más de 200. Y esto ya es más fácil de conseguir, ¿verdad que sí? Esta empresa de venta y alquileres de coches en Lugo, ofrece al comprador la mejor relación calidad-precio, ya que desde hace mucho tiempo han apostado por un tipo de vehículo de calidad y actual con un ahorro desde un 30 hasta un 60% del precio valor de nuevo. Su vasta experiencia profesional les dice que no es posible ofrecer al cliente todo tipo de vehículo que necesite, por eso ofrecen otro tipo de servicio muy importante y destacado, que es el vehículo por encargo (Cuando un cliente les confía el encargo de un vehículo determinado, Mouronte automóviles trata de buscárselo ofreciéndole una gran selección de vehículos a un precio muy interesante). Por eso, si no encuentras el vehículo que necesitas, ponte en contacto con ellos, te ayudarán.

Minicréditos, otra interesante opción

Ante la imposibilidad de financiación, o la negativa del comprador a hacerlo de esa manera, otra buena solución sería pedir un minicrédito. Pero antes de hacerlo asegúrate de que realmente necesitas eso que vas a comprar y que te va a tener atado con una compañía financiera durante unos años. No olvides que la compra de un coche es una decisión muy importante, ya que en principio esperas que, si no toda la vida, al menos buena parte de la tuya te sirva para su uso.

Ahora bien, cuando estás totalmente convencido de que el vehículo que vas a adquirir te hacer falta verdaderamente, párate a pensar cuántas prestaciones necesitas, si lo vas a utilizar para trabajar, para el ocio, para hacer grandes viajes, etc…

Conseguir un minicrédito es fácil y muy rápido, y es mucho mejor que pedir un préstamo a familiares y amigos, que pueden terminar por echártelo en cara o incluso puede llegar a estropearse la relación.

Y en cuanto a los requisitos exigidos  por la mayor parte de las compañías, no tienen la mayor complicación, tan solo tienes que ser mayor de edad, estar en posesión de una cuenta bancaria y tener ingresos mensuales. Esto es necesario para que ambas partes puedan estar seguras de que el préstamo será devuelto en los plazos estipulados.

Y listo, en menos que canta un gallo tendrás tu respuesta, y en unas 24 horas tendrás tu crédito para que puedas utilizarlo como te dé la gana.

Ahora que has visto otras opciones de compra, ¿sigues pensando que es mejor pagar un coche al contado?

Recuerda, antes de tomar ninguna decisión, haz un ejercicio de reflexión y prioriza tus necesidades.