Estudiar vs trabajar

23 octubre, 2014

 

Green Apple on Books

El otro día unos vecinos de mi comunidad se cruzaron conmigo en el ascensor y no pude evitar escuchar la conversación. Por lo visto, su hijo de 17 años quería dejar de estudiar y los padres tenían visiones muy diferentes.

Mientras que para el padre, dadas las circunstancias actuales en las que da lo mismo tener estudios o no tenerlos para buscar un trabajo, la decisión del niño no tenía importancia y si lo que quería era buscar trabajo le iba apoyar desde el primer momento, la madre veía una pérdida de posibilidades enorme que su hijo dejara los estudios estando tan cerca de poder entrar en la Universidad.

En mi opinión, si bien es verdad que hay miles de licenciados en paro, creo que cuando una persona vale para estudiar o tiene ganas de hacerlo ha de intentarlo por una sencilla razón: aunque hayan las mismas posibilidades de encontrar trabajo teniendo estudios que no teniéndolos siempre será un trabajo mejor remunerado (o al menos debería serlo) el que requiere cualificación que aquel trabajo de obrero no cualificado y, además, esos estudios junto a los idiomas te abrirán las puertas o las múltiples posibilidades de trabajar en otros países creándote un futuro en Europa o incluso en otro continente.Luego, a punto de bajar del ascensor, el padre añadía que la única carrera que le gustaba al joven se impartía en Madrid y estaría, por lo tanto, lejos de casa.

La Institución del Divino Maestro en Madrid pone a disposición de los estudiantes cuya vivienda se encuentre lejos de su centro de estudios la posibilidad de emprender una vida diferente en un ambiente estudiantil de cordialidad y respeto junto a otros alumnos con los que podrá establecer relaciones sociales e intercambio de ideas que beneficiarán notablemente su formación.

No se trata de obligar a nadie a estudiar porque, como bien aseguraba el caballero, no tiene nada de malo centrarse en el trabajo si no te gusta estudiar y dedicar tu vida a ello desde joven, pero si tienes la posibilidad de hacerlo y encima posees la capacidad (tanto adquisitiva como intelectual) es una verdadera pena dejar pasar la oportunidad de adquirir una mayor formación que podría encaminarte hacia un futuro mejor.

Algunas de la licenciaturas más demandadas actualmente son Derecho, Administración, Comunicación, Ciencias Políticas o Medicina entre otras, mientras que las que casi todos los años dejan plazas por cubrir por falta de alumnado son Ingeniería Agrícola y varias filologías por ejemplo. Pero, ¿coinciden algunas de las licenciaturas mencionadas con las que más puestos de trabajo ofertan o con las que las empresas más demandan? Pues he de decir que según el diario ABC.es no es así puesto que las carreras con más salidas en 2015 serán Ingeniería Industrial, Informática y ADE.

Actualmente si me pongo a pensar en la elección que tomé yo es muy posible que cambiara de idea pero no por ello considero que un joven haya de estudiar algo porque tenga más salidas laborales si dicha licenciatura no le gusta porque el resultado de hacerlo sería obtener una vida que no te gusta con un trabajo que odias y puedo asegurar que eso no da la felicidad aún suponiendo que nunca te falte el bienestar económico.

Por eso me gustaría decir desde este blog de cooperación  ciudadana que si tienen un hijo, amigo o familiar que duda en estudiar algo o no hacerlo le animen a intentarlo puesto que siempre está a tiempo de ponerse a trabajar pero cuanto más mayor te haces y más piensas las cosas menos probabilidades hay de que acabes ingresando en una carrera para estudiar lo que realmente te gusta. Y si luego no hay trabajo de eso y acabas de cajera en un supermercado o sirviendo cafés no tiene importancia, no es porque seas peor o mejor que tus compañeros de estudios porque la vida me ha demostrado que eso no tiene nada que ver y si, aunque trabajes de lo que no te gusta has estudiado lo que realmente quería nunca te quedarás con la duda del ¿qué habría pasado?. En mi opinión es mucho peor quedarse sin saber algo o sin haberlo intentado que dar todo por conseguirlo y luego no obtenerlo.

Deja un comentario