Crecen las víctimas de contratos engañosos con entidades bancarias

9 junio, 2016
Crecen las víctimas de contratos engañosos con entidades bancarias

El problema con las hipotecas aún sigue dando coletazos en España. Primero fueron las Participaciones Preferentes y ahora es la hipoteca multidivisa la que está dando demasiado que hablar, y nada bueno. Sea como sea, ambas estafas (porque es lo que son) deben ser subsanadas y cortadas de raíz.

Las participaciones preferentes son unos títulos emitidos a perpetuidad por una sociedad con una rentabilidad generalmente variable y no garantizada que no confieren a su poseedor ni participación en el capital, ni derecho a voto, ni derecho de suscripción preferente. Lo que ocurrió en España es que algunas entidades bancarías empezaron a vender participaciones preferentes jugando con el nombre de las misas y haciendo creer a las víctimas, a sus clientes, que la palabra “preferente” le otorgaba una serie de beneficios que luego jamás verían.

Sólo unos pocos abogados especialistas como Durán & Durán Abogados, a quienes recomendamos tanto por su experiencia como por su profesionalidad, han hecho frente a estos bancos frente a la justicia consiguiendo resoluciones favorables para sus clientes y que se les devolviera lo que es suyo, in dinero que invirtieron con engaños y que ahora ven devuelto.

Las víctimas de las participaciones preferentes están repartidas por toda España y es necesario una buena defensa porque, aunque se ha sentado precedente, es necesario que el juez reconozca, en cada caso, el derecho del cliente a que se le devuelva el dinero y eso no es tarea sencilla.

shutterstock_433557193reducida

Multidivisas, cláusulas, engaños…

Ahora, mientras se sigue luchando en este tema contra viento y marea, aparecen las hipotecas multidivisas. No son nada nuevo, muchos de nosotros las conocemos, el problema es que hay cientos de familias a punto de perder su vivienda por culpa de estar pagando una hipoteca que jamás debió firmar ya que esta varía dependiendo del valor de la moneda sin tener en cuenta el valor de la vivienda y, por tanto, es posible que estemos pagando duros por pesetas. En otras palabras: es muy posible que nuestra casa costara 80.000 euros y nosotros estemos devolviendo cuotas por valor del doble o el triple del valor real de la vivienda. Toda una locura que también se está batallando en los tribunales y que, gracias a Dios, se va solucionando poco a poco.

Durán & Durán ha conseguido tanto éxito frente a entidades financieras (como en los casos de afectados por participaciones preferentes de diversas entidades bancarias) que esto ha permitido que sus clientes pudieran obtener la devolución del dinero invertido en los mencionados productos. Por eso es tan importante llevar una buena firma legal que avale tu situación y te ofrezca garantía de éxito.

Recordemos también que el tema de la cláusula-suelo también sigue presente y en pie de guerra en muchísimos tribunales españoles lo que me lleva a pesar que el porcentaje de población estafada por medio de contratos en hipotecas bancarías es mayor incluso que el de aquellos que no han sido estafados. ¿Aparecerá una nueva cláusula mediante la que consigan volver a sacarnos más dinero del que les corresponde? A estas alturas lo único que podemos hacer, y lo mejor, es estar muy atentos.