Un huerto ecológico en la comunidad de vecinos

17 abril, 2016
Un huerto ecológico en la comunidad de vecinos
El desarrollo y cuidado de un huerto ecológico en el seno de nuestra comunidad de vecinos no equivale a retroceder a los tiempos de la autarquía y el trabajo de sol a sol. El huerto ecológico es una solución sencilla y económica para incrementar el nivel de vida del colectivo, un modo de reencontrarse con la madre naturaleza, una vía accesible para fomentar la solidaridad y la cooperación desinteresada, una vía de aceptación de nuevas tareas que aporten gratificantes compensaciones de paz y armonía dentro de la atribulada vida cotidiana y una fuente cercana y accesible de alimentos saludables y nutritivos, frescos, saludables, perfectos para completar al mínimo coste los exigentes requisitos diarios de nuestra dieta. La agricultura ecológica dignifica al entorno urbano y a los habitantes que residen en él.
Seguir leyendo...

Para solucionar conflictos vecinales

26 enero, 2016
Para solucionar conflictos vecinales

No hay que tener demasiado respeto (o miedo, si se prefiere) a solicitar los servicios de un abogado. Que el proceso puede ser cansino y muy absorbente en ciertos momentos es cierto, pero que en ocasiones es necesario actuar de acuerdo a la ley y apoyarse en los servicios de un abogado, no lo es menos. Desde hace dos décadas, el bufete de abogados Durán & Durán Abogados acumula experiencias y casos solucionados a su balance. Son, precisamente, el número de casos solucionados los que le avalan en el sector, en el que lleva desde el año 1996 acumulando experiencias positivas y ganándose la confianza para sus clientes.

El tema que nos ocupa en esta web: la gestión de comunidades

Seguir leyendo...

Puertas automáticas: confort y seguridad para el hogar

21 febrero, 2015

El mundo de las puertas automáticas ofrece un sinfín de soluciones que pueden contribuir a incrementar en gran medida el confort del hogar, así como su seguridad frente al acceso de terceros. Útiles para sellar el acceso a garajes, fincas, elevadores, etcétera, las puertas automáticas aportan una serie de ventajas que van más allá de la comodidad del control remoto, ya que tan solo suponen una inversión inicial que no tarda en amortizarse. Y es que, a posteriori, su labor de mantenimiento es mínima puesto que las empresas instaladoras acostumbran a incluir en sus servicios una garantía prolongada en el tiempo y su correspondiente asistencia técnica. Por tanto, al cliente solo le queda comprobar que su mando a distancia tiene

Seguir leyendo...

Contratar un servicio de limpieza eficiente

3 febrero, 2014

La limpieza es un factor crucial en el éxito de cualquier clase de negocio. En primer lugar, porque la salud y la higiene son asuntos capitales en la sociedad contemporánea, amante de la asepsia y temerosa de la contaminación vírica y microbiana. En segundo lugar, y quizás no menos importante, porque un negocio también entra por los ojos y, en este caso, limpieza es belleza.

La progresiva toma de conciencia ciudadana a propósito de la necesidad de higiene en el espacio común como acto preventivo contra las enfermedades cotidianas y tradicionales, acentuada además por las persistentes amenazas, justificadas o quiméricas, acerca de terribles pandemias globales aceleradas por la masificación urbana imperante en nuestros días, provoca que la salud suponga uno de los temas capitales y una las principales preocupaciones del colectivo humano.

Contratar un servicio de limpieza eficiente

Fiel reflejo de estas ideas es la proliferación de normativas y códigos legales en materia de salud pública, así como las distintas ordenanzas de limpieza comunitaria. Factores de obligado cumplimiento -sea como exigencia para la atención de servicios que impliquen trato con clientes ajenos a la entidad, sea como requisito de prevención de riesgos laborales-, que una empresa ha de tener en consideración desde el mismo momento de su concepción, no digamos ya en su apertura y durante el desarrollo de su actividad económica.

Probablemente la hostelería se presente como el sector empresarial más sensible hacia todas estas cuestiones de limpieza y salud pública, ya que se ve afectada por delimitaciones específicas y exclusivas a causa de la delicadeza de su cometido diario, foco propicio para la extensión de enfermedades y víctima habitual del ataque de plagas biológicas, tales como cucarachas, roedores, moscas, hormigas…

Además de las imprescindibles medidas de autorregulación -tales como los códigos deontológicos de actuación que describan las buenas maneras en el desempeño del trabajo de los empleados, fomente su concienciación en materia de higiene y refuerce cualquier otro tipo de disposiciones en lo relativo a la salud pública-, la satisfacción del consumidor y el acatamiento y cumplimiento de las normativas estatales, comunitarias y municipales pasa por la adquisición de ciertas garantías de limpieza que, por supuesto, a tenor de la imposibilidad de su asunción directa por parte del propio emprendedor o por su plantilla regular, conviene dejar en manos de profesionales formados y experimentados en la materia.

Con el fin de realizar una elección adecuada, se han de tener en cuenta las particularidades exclusivas que esgrime cada empresa en sus ofertas. Por ejemplo, Eurobrill, referencia entre los servicios de limpieza en la ciudad de Barcelona, destaca por su posesión de grúas elevadoras que le permiten limpiar fachadas hasta una altura máxima de 16 metros. Otra firma de servicios de limpieza en esta misma localidad, Neteges Servinet, favorece el trato personalizado y al detalle para cada cliente, con servicios de calidad contrastada.

Un punto clave: el detergente

La calidad de la limpieza no reside por completo en el factor humano. Los materiales empleados son de igual modo determinantes. A tal efecto, destinar una partida presupuestaria exclusiva para la compra de los detergentes industriales de Nurmay más eficientes del mercado es un recurso indispensable. Estos productos están diseñados no solo para garantizar los niveles de salubridad y asepsia exigidos por los organismos competentes, sino que, además, en una función puramente cosmética –aunque, como hemos visto, igualmente relevante-, permiten deshacerse de manchas que afean el aspecto estético del establecimiento, en caso que de las manchas químicas y biológicas que afectan a materiales de uso frecuente pero dificultosa limpieza como, por ejemplo, el hormigón y el cemento.

De la misma manera, los desengrasantes industriales desempeñan una importante labor en la limpieza de las instalaciones, en especial en lo que respecta a la actividad industrial, en la cual la aparición de fugas de lubricante y charcos de aceite de diverso tipo propician uno de los principales escenarios de peligro, según recogen los estatutos de prevención de riesgos laborales. El desengrasante es un término que engloba una multitud de productos de origen natural o destilados a través de elementos químicos cuyo principal cometido es la eliminación de sustancias grasas como el aceite y el petróleo, lubricantes y combustibles de uso frecuente pero muy contaminantes y de problemática erradicación. Mediante su acción activa, los desengrasantes industriales diluyen y expulsan los concentrados grasos, evitan su acumulación y previenen la corrosión de los metales a ellos asociada. Por otro lado, su acción es también poderosa en cuanto a la eliminación de posibles desperfectos derivados de la oxidación de los materiales y el surgimiento de vapores nocivos para la salud del trabajador.

Confianza en la tecnología: limpieza por ultrasonidos

Seguir leyendo...

Cómo reclamar daños en la vivienda

3 febrero, 2014

Comprar una vivienda es solo el primer paso. Acordar los contratos, el pago y hacer la mudanza no es más que el principio de una etapa que no siempre resulta todo lo placentera que debiera. Durante las primeras semanas tras la entrada en el piso o la casa, el inquilino puede descubrir ciertos defectos de construcción de los cuales no se había percatado en el vistazo previo o en el momento de la puesta de largo del recién adquirido hogar. Aunque enormemente frustrante y muy peligroso en el aspecto financiero, se trata de un problema que tiene solución. Los daños en la vivienda pueden reclamarse por vía legal y percibir a cambio una debida compensación económica.

Las razones de queja son infinitas: intolerables fallos estructurales, la aparición inesperada de grietas, la nula funcionalidad de la instalación de aguas, los desperfectos en la instalación de las ventanas, las persistentes manchas de humedad debido a filtraciones, insuficiencias en la insonorización de las estancias y un largo etcétera que, aunque en un principio puedan parecer problemas menores, es posible que en realidad sean un aviso cierto acerca de la existencia de problemas serios en la edificación del inmueble. Las dichosas grietas, por ejemplo, son susceptibles de ser el síntoma inequívoco de desplazamientos en la estructura del edificio, lo que puede amenazar de manera muy delicada a su estabilidad.

Cómo reclamar por daños en la vivienda

Cabe entonces hacer acopio de sangre fría para calmar el estado de ánimo y conseguir que el promotor inmobiliario de turno, dado que su papel es determinante en el transcurso de todas las fases de la construcción, cargue con las consecuencias que conlleva su responsabilidad. Con este fin, se ha de averiguar qué plazos de reclamación se encontraban establecidos en el contrato de compra o alquiler de la vivienda. Roig&Ruiz Abogados, gestoría y asesoría en Ibiza, destaca la importancia que a lo largo del proceso reviste disponer del consejo experto de profesionales en la materia -tales como un abogado o un arquitecto técnico, opción preferente sobre un ingeniero o un industrial, que esté habilitado para la realización de un peritaje preciso, independiente y de acuerdo con los requisitos legales-, así como detallar cada gestión y trámite emprendido por escrito. Gestoría Toledano, referencia en el campo de los administradores de fincas en Alicante, destaca por su parte la importancia de contar con un administrador competente a la hora de abordar incomodidades como el surgimiento de siniestros en una propiedad comunal, así como en la obtención de los imprescindibles informes y certificados técnicos y facultativos. 

A priori, la legislación española, por medio de la Ley de Ordenación de la Edificación, tiende a encontrarse del lado del propietario ante casos de desperfectos en nuevas viviendas. Además de explicitar el tipo de profesionales que intervienen en el proceso constructivo y el grado de responsabilidad de cada uno de ellos en el resultado final, dicha ley establece tres grupos de defectos de construcción posibles en función de su mayor o menor gravedad, atribuyendo unos plazos de reclamación específicos para cada distinción. De esta manera, el propietario dispone de una garantía anual en el caso de posibles defectos estéticos (acabados chapuceros, capas de pintura mal aplicadas…), de una garantía de tres años en caso de defectos que afecten a la habitabilidad de la vivienda y de una garantía de diez años en el caso de defectos que afecten a la estabilidad del edificio en su conjunto (errores de cálculo estructural, cimentación defectuosa…).

Seguir leyendo...