Aprende idiomas para ayudar a los demás trabajando como cooperante o voluntario en el extranjero

9 octubre, 2014

¿Has salido de la universidad y no encuentras trabajo? ¿Te has quedado en el paro y no ves la luz para encontrar otro empleo? ¿Has llegado a un punto de inflexión y quieres cambiar de tipo de vida? Quizás la cooperación o el voluntariado pueden ser una solución a estos momentos en los que deseas cambiar de aires, y además con el beneficio o la recompensa de saber que estarás trabajando por ayudar a otras personas a salir adelante. Eso sí, no te pienses que es algo sencillo, sino que muchos de estos empleos son remunerados y tienen sus requisitos. Los idiomas son uno de los más importantes. Así, antes de partir con rumbo hacia el extranjero, es conveniente que pienses bien a qué país quieres viajar y estudiar su idioma para entenderte bien con las gentes del lugar, especialmente si lo que quieres es trabajar codo con codo. Lo mejor es que busques el asesoramiento de una buena academia de idiomas como European Idiomas.

Saber idiomas te abrirá las puertas para trabajar como cooperante internacional sobre el terreno en países en vías de desarrollo. En este tipo de lugares el trabajo suele ser más bien de oficina, por lo que las lenguas te serán de mucha ayuda. A diferencia de lo que muchas personas creen o de la imagen que tienen en la cabeza, la cooperación internacional colabora con los países más empobrecidos para sacarlos adelante, dándoles las herramientas y proporcionándoles infraestructura y formación. Algunas veces tenemos en mente las fotografías de voluntarios trabajando en catástrofes humanitarias debidas a terremotos, inundaciones o guerras, pero en estos casos los profesionales se dedican a poner los mimbres para que esos países puedan desarrollarse por sí mismos.

Como decíamos, los idiomas son clave en este sentido, ya que algunas de las profesiones más demandadas son las de médicos, que han de poder comunicarse con sus pacientes, o incluso profesores, quienes necesitan una base mínima para poder hacerse entender con los alumnos. Si estás interesado en este tipo de trabajo o voluntariado, es conveniente que sepas que hay muchas más profesiones que pueden ser de utilidad en estos países. Por ejemplo, los ingenieros son importantes a la hora de construir y diseñar infraestructuras, así como los cocineros o los agrónomos, quienes pueden ayudar a la hora de explicar cómo deben hacer las cosas para mejorar sus recursos.

También sin estudios puedes acceder a empleos de este tipo, ya que la variedad de perfiles requeridos es muy grande. Por ejemplo, con un carné de conducir simplemente podrás ayudar en las labores de logística, y sin tan siquiera eso puedes dedicarte a tareas como repartir comida en algún centro social al que acudan refugiados.

No obstante, tanto la formación como los estudios de más alto nivel te permitirán acceder a otro tipo de puestos. Como decíamos, la cooperación y la ayuda no se llevan simplemente a cabo codo con codo o sobre el terreno, sino que se hacen muchos trabajos desde los despachos e incluso en las grandes ciudades. Si tu deseo es ayudar al planeta y trabajar por un mundo mejor, existen muchas convocatorias para puesto de trabajo bastante bien remunerados dentro de organizaciones tan importantes como las Naciones Unidas o la Organización Mundial de la Salud. Normalmente, este tipo de entes suelen buscar perfiles concretos que anuncian dentro de sus páginas web, pero lo cierto es que como mínimo piden hablar con fluidez dos idiomas (los comunes para comunicarse, como pueden ser el inglés y el francés) y valoran también el conocimiento de alguno más. Asimismo, cada cierto tiempo suelen hacer también programas de reclutamiento de jóvenes altamente cualificados que han de pasar unas pruebas de idiomas y de conocimientos generales para acceder al trabajo. En ellos ven el perfil de alguien que puede hacer una larga carrera en estos entes y no quieren desaprovechar a los mejores talentos. ¿Te gustaría ser uno de ellos?

Deja un comentario