Ante un ocupa en tu vivienda contacta con un abogado

12 enero, 2016

door-1110670_640

La compra-venta de inmuebles está en todo su apogeo actualmente, la mayoría se segunda mano, eso sí. La legislación actual protege mucho al comprador del inmueble, pero siempre y cuando todo salga correctamente o hablemos de casos comunes, cuando nos metemos en problemas “extraños” la cosa cambia. Lo mejor, antes de nada, es consultar con un buen profesional como este despacho de abogados en Santander que consiguió solucionar el problema que os voy a detallar a continuación.

Imaginad que estáis buscando un piso de segunda mano con ascensor y encuentras uno que se adecúa a lo que buscas y entra dentro de tu presupuesto. Vas a verlo y te encaja todo estupendamente en la idea que tenías en la cabeza por lo que inicias el proceso de compra y la inmobiliaria empieza a mover papeles. Desde que das el sí a la compra y buscas financiación hasta que la inmobiliaria tiene todo listo pasan unos quince días aproximadamente, vas a las oficinas, firmas, te dan las llaves. Todo maravilloso. ¿Verdad? Pues no.

Imagínate ahora que en esos 15 días que han pasado desde que tú viste la casa una familia sin recursos, con dos niños pequeños, se han metido de ocupas en esa vivienda que ahora es de tu propiedad y, atención: no podes tirarlos a la calle.

Resulta que, por mucho que te apetezca, no puedes darle una patada a la puerta y abrirla (porque los muy listos cambiaron la cerradura y no servían sus llaves) y aunque llames a la policía, esta no puede hacer nada. ¿Qué haces? Pues ir a poner una denuncia y dejarlo todo en manos de un juez y… espera… lo que haga falta. Mientras tanto te pagas un alquiler (a pesar de que empieces a pagar la hipoteca de otro piso)  o pides ayuda a algún familiar pero ninguna de las dos soluciones es la idónea realmente.

Pero no os creáis que esto es algo nuevo, le pasa a más personas de las que creéis. Unos vecinos de cuenca sufrieron lo mismo cuando fueron a pasar sus vacaciones al apartamento que tienen en Marbella desde hace más de 30 años.

Al final, lo único que te queda es esperar y quedarte de brazos cruzados porque no puedes hacer nada y contratar un abogado te ahorrará dolores de cabeza pero no acelerará el trámite porque las cosas de palacio, van despacio.

TFS, el bufete del que os hablaba, dio unos servicios impecables en este caso y tramitó todo lo necesario para que el nuevo dueño de la casa recuperara lo que es suyo pero por mucho que los abogados quieran ir deprisa en favor de sus clientes, los jueces y los juzgados llevan su ritmo y eso no puedes cambiarlo.

Para más inri, si la familia que se mete de ocupa en el piso tiene hijos es aún más complicado tirarlos de  la casa y en este caso había dos niños menos desde 6 años así que imaginad el problemón.

Yo soy una persona que puede llegar a entender todas las posturas pero la solución no es dañar al prójimo. No es lo mismo entrar a vivir a un inmueble que la constructora no ha conseguido vender aún, o que no ha llegado a terminar, que tirar la puerta debajo de una vivienda que pertenece a alguien que sólo es un ciudadano más, como esa familia, con sus propios problemas.

Personalmente creo que el gobierno debería expropiar de alguna manera legal los pisos que las constructoras no hayan podido vender en más de 6 años de crisis, o de constructoras que ya han desaparecido, o incluso terminar lo que se encuentran a medias para poder ofrecerlos como vivienda social a bajo coste o con un alquiler lo más diminuto posible a familias sin recursos pero no veo lógico que se metan en la casa de alguien.

Deja un comentario